fbpx

10 hábitos dietéticos saludables que puedes incluir en tu vida

Proponerte un cambio en tu forma de comer causa algo de vértigo, ¿verdad? Pero también ilusión. Porque ya te has convencido de que, lo que necesitas para sentirte a gusto con tu cuerpo y contigo mismo, por fin es mantener una alimentación saludable. ¿Quieres saber qué 10 hábitos dietéticos saludables puedes empezar a incluir en tu vida para mejorar tu alimentación?

10 hábitos saludables

#HÁBITO 1

Toma todos los días de 2 a 3 piezas de fruta como mínimo. Tómalas especialmente entre comidas para no abusar de otros productos menos saludables. También incluye una guarnición de verduras en todas tus comidas principales. Tómalas variadas y de temporada. Conseguirás la máxima variedad de vitaminas y minerales para estar fuerte y, además, ayudarás al medio ambiente.

#HÁBITO 2

Toma los cereales integrales y de grano entero. Deja de lado los azúcares y las harinas refinadas, como la bollería, las galletas, las rosquillas, incluso los cereales procesados.

Toma el arroz y la pasta integral, aumenta el consumo de legumbres cocinadas sin guisar, como un salteado o en ensaladas. Y compra el pan siempre integral, ya sea de espelta, de trigo o de centeno.

#HÁBITO 3

Acostúmbrate a elaborar la bollería y las galletas en tu casa de forma casera. Y también de forma ocasional. Así no tomarás estos productos con más frecuencia de lo que sería bueno, al conseguirlos rápidamente y baratos del súper.

Si los conservas bien pueden durarte toda la semana y así aprovechas el día que te apetecía cocinar repostería casera.

 

#HÁBITO 4

Prueba un alimento diferente de vez en cuando, amplia los alimentos que comes. Por ejemplo, prueba las algas, el tofu, los germinados o quizás otros cereales de consumo no tan habitual, como el amaranto o la quinoa. También puedes probar verduras como el bimi.

O cocina los alimentos de otra manera, por ejemplo las ensaladas de verdura hervida, como brócoli, judías verdes…

#HÁBITO 5

Si no desayunas, hazlo ahora. Organiza mejor tu desayuno y verás por ti mismo las mejoras. Por ejemplo, si te ibas de casa solo con un café con leche, busca ahora un alimento sano con qué acompañarlo. El café con leche no es un desayuno suficiente. Prueba a incluir fruta, unos cereales integrales o una mini tostada integral. También puedes probar con frutos secos y un yogur. El desayuno debe realizarse antes de la hora desde que te has levantado.

En cambio si haces un almuerzo mucho más contundente, prueba ahora a distribuir la energía de mejor manera. Desayunando más y almorzando algo menos. Cumplir con las 5 ingestas diarias y distribuirlas correctamente es necesario, si no, compruébalo.

#HÁBITO 6

¿Qué hay del ejercicio físico? Tenía que caer aquí. Te propongo que organices las tareas de tus semanas y busques al menos 30 minutos unas tres veces por semana para practicar algún ejercicio de intensidad moderada.

Si elijes caminar, hazlo con mucha intensidad, hay que aprovechar y activar el metabolismo ya que te pones. También puedes probar a conseguir una cinta de correr o elíptica en casa, si te gusta hacer ejercicio mirando la tele sin tener que salir de casa.

Hay también muchísimas aplicaciones y plataformas que te proponen rutinas aeróbicas de 20 minutos que puedes hacer tranquilamente en casa, aunque si tienes un gimnasio cerca, hacerlo bajo la supervisión de un monitor mejor que mejor. Nadar media hora de manera intensa es otra opción, igual que lo son trotar, saltar a la comba, o subir las escaleras de tu casa arriba y abajo. La cuestión es moverte.

#HÁBITO 7

Bebe agua suficiente. Poca gente tiene este consejo en cuenta, y muchos problemas de hinchazón abdominal, celulitis, retención de líquido en verano, estreñimiento, hambre… se pueden solucionar así. Intenta beber al menos 2 L de agua todos los días, y más si te encuentras en un ambiente caluroso o estás sudando más que de costumbre.

#HÁBITO 8

Cocina en tu casa. Cocinar alimentos en casa, naturales, es mucho pero mucho mejor que comprar comida precocinada. Para ello intenta pensar en una estrategia que te permita tener las comidas y cenas planificadas según el tiempo del que dispongas.

Puedes cocinar un día para la mayoría de los días de la semana, o buscar recetas sencillas para los días que hay poco tiempo, o aprender a aprovechar guarniciones y sobras para otros platos.

#HÁBITO 9

Ten como una de tus prioridades dedicarte cada semana un ratito. Para hacer algo que te guste, relajarte simplemente escuchando música mientras te das un baño de espuma, ver la serie que te encanta o pasar un rato en el salón de belleza.

Si estás leyendo esto y piensas que es imposible (por tus hijos, familia, trabajo, dinero…) es que no lo has intentado con todas tus ganas. Dedicarte tiempo quiere decir disponer de un rato o realizar alguna acción que vaya encaminada solo a satisfacerte a ti. A mimarte.

Haciendo esto logras minimizar el estrés de la rutina diaria, la dedicación que das a los demás, y evitas que aparezca ansiedad.

#HÁBITO 10

Deja de lado los productos con muchas grasas saturadas. Empieza a consumir más pescado, legumbres y huevo que carne. Consume lácteos desnatados y el queso, la mayoría de las veces, fresco.

Aprende a dejar de utilizar salsas grasas para aliñar ensaladas o acompañar platos. Hazte una lista con salsas que puedes preparar a base de verduras para sustituir a las otras. Notarás un cambio a mejor.

 

PARA FINALIZAR

Si no sabes por dónde empezar aquí tienes una lista de 10 hábitos dietéticos saludables que puedes incluir en tu vida para empezar a comer mejor.

Coméntame tus dudas aquí abajo o en redes sociales.


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años me colegié y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para que consigan sentirse mejor con ellos mismos y con su cuerpo.

Les enseño los recursos que necesitan para que adapten su alimentación a su estilo de vida y les permita cumplir con sus objetivos para toda la vida.


Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.