fbpx
Anuncios

¿Quieres comer mejor, tener una dieta variada pero no tienes idea de cómo cocinar verduras? ¿O te asusta acudir al dietista porque sabes que te aconsejará incluir verduras en tus platos? ¡Don’t worry! Aquí tienes 5 formas de cocinar verduras diferentes de la típica verdura a la plancha o hervida.

#1 VERDURA GRATINADA

La verdura, hervida previamente o cocinada a la plancha,  a la que le das un gratinado ligero es una buena idea para ver tus platos de verdura con otros ojos.

¿Cómo puedes hacer el gratinado? Pues podrías conseguirlo, añadiendo un poco de queso rallado, espolvorear pan rallado o cocinar una bechamel ligera con leche desnatada y esparcir apenas una cucharada grande por tu guarnición de verduras. Te la comerás con otros ojos.

#2 VERDURAS EN ALBÓNDIGAS O HAMBURGUESAS

Si te gusta cocinar, pasa de comprarte las hamburguesas en el supermercado y prepáralas tú en casa. Puedes hacer bastante cantidad y luego congelarlas antes del cocinado para tenerlas a mano en otras ocasiones.

Escoge la carne picada fresca de lomo de cerdo, ternera magra o pollo, añade 1 huevo, harina, leche o pan rallado para ligar la masa (no hace falta que añadas los cuatro a la vez, la masa puede ligar con menos) y luego ten tu verdura cocinada de otros días y añádela. Puedes probar con unas hamburguesas de espinacas o berenjena o albóndigas de guisantes.

#3 VERDURAS CON HUEVO AL HORNO

Otra forma  de cocinar las verduras deliciosa y diferente. Prepara previamente tu guarnición de verduras y luego casca un huevo encima y enseguida mete en el horno a fuego alto. Si a esta preparación le añades una rebanada de pan integral, te irás a dormir muy satisfecho. Puedes intentarlo con unas espinacas, un pisto de verduras con tomate, o guisantes con pimiento y jamón salteado.

5 formas diferentes de cocinar verduras

#4 VERDURAS EN PURÉ

¿Quieres más formas de cocinar verduras? Puedes preparar purés deliciosos mezclando varias verduras. Si incluyes apio, puerro o cebolla le darás un sabor bueno. En cambio si no toleras bien las verduras o tu digestión se resiente, escoge tu puré de dos ingredientes básicos y listo.

Opcionalmente puedes añadir una patata, boniato, un poco de aguacate, un poco de queso o nata vegetal para crear una textura más cremosa.

#5 VERDURAS EN SOPA CON CALDO

¿Qué hacer con el brócoli que te sobra? ¿O con la zanahoria del otro día? ¿Y la coliflor o las judías verdes? Prepara un caldo de pollo o verduras, añade una sémola o unos fideos o unos garbanzos y las verduras que hayan sobrado a lo largo de la semana. Esta es otra de las formas de cocinar verduras y aprovechar las guarniciones que sobran.

Anuncios

Dime qué piensas, déjame tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: