fbpx

 

INTRODUCCIÓN

 

La sal es un ingrediente importantísimo de un plato para muchos. Hay quienes llegan a desarrollar cierta adicción al sabor salado y todo lo demás les parece soso. Pero es cierto que hoy en día no es difícil llegar a consumir más sodio (mineral presente en la sal) de lo necesario porque se utiliza como conservante y potenciador en muchísimos alimentos.

Puede hacerte falta hacer una reducción del consumo de sal en tu dieta si te han diagnosticado hipertensión arterial y quizá te asuste tener que cocinar tus platos favoritos con menos sal de la que sueles añadir. Quizás hasta pienses que no te gustarán igual que antes.

Tranquilo, aquí tienes 5 trucos para que tus platos salgan igual de sabrosos sin añadir sal.

 

#1 TRUCO: DESHABITUARSE DEL SABOR SALADO

Como te he dicho antes, puede que tu paladar se haya acostumbrado al sabor propio de la sal y seguramente al utilizar menos notes un sabor que se te hace extraño.

Por eso el primer truco es que mantengas tu mente abierta y a la expectativa de probar sabores nuevos, que no por extraños, son peores.

No estaría demás decirte que, en caso de que la reducción de sodio de tu dieta sea estricta, te lo tomes con calma y no elimines todo el sodio o la sal de golpe. Permite que tu cerebro y tu paladar se acostumbren poco a poco y no te frustrarás con el cambio.

 

#2 TRUCO: APRENDE A UTILIZAR LAS ESPECIAS

Este consejo te lo esperabas, seguro. Pero no deja de ser necesario mencionarlo. La sal como tal es utilizada como especie. Lógico parece que hagas uso de las otras tantas que existen para aderezar tus platos.

Puedes utilizar las especias y las hierbas aromáticas. Aunque las he incluido en el mismo apartado son cosas distintas.

Aquí tienes una pequeña guía para que escojas la más adecuada según el plato que vayas a utilizar. Te adelanto que hay algunas que aportan mucho más sabor a tus platos que la sal.

 

#3 TRUCO: PREPARA VINAGRETAS

El plato donde posiblemente eches más en falta la sal es la ensalada. Preparar una vinagreta sin sal es la opción más saludable y también más sabrosa para aderezar tus ensaladas. Aquí te dejo algunas:

  • Vinagreta con aceite, limón, pimienta y mostaza.
  • La típica vinagre de vino + perejil fresco + aceite.
  • Salsa de yogur + mostaza + salsa de tomate.
  • Vinagre balsámico.
  • Aceite aromatizado.
  • Salsa de soja.

#4 TRUCO: COCINA LOS ALIMENTOS A LA PLANCHA.

Todas las cocciones que permitan que se forme la capa externa crujiente llamada Maillard, aportará más sabor a tus alimentos. Ya que esa capa tostada está repleta de compuestos que aportan sabor.

 

#5 TRUCO: AÑADE UN SOFRITO

Puedes preparar un sofrito para tus platos sin añadir sal, mezclado algunas verduras picadas, algún caldo como vino, brandy o caldo de verduras o pollo, y añadiendo hierbas aromáticos.

Incluso puedes preparar majados para tus guisos con frutos secos, ajo, aceite y, en realidad, los elementos que tú quieras.

 

PARA FINALIZAR

Te dejo con estos trucos para potenciar el sabor de tus alimentos y tus platos sin necesidad de añadir sal.

Espero que haya sido útil y no dejes de comentarme tus dudas aquí abajo o en redes sociales.

Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.