fbpx
Anuncios

¿Te pasa que a la hora de la merienda todavía estás digiriendo la comida de medio día? ¿O que pasas horas tras una comida sintiéndote como un globo? Es posible que tus digestiones sean muy lentas. Hay una serie de cambios que puedes hacer en tu forma de comer para evitar los síntomas de las digestiones lentas o pesadas. Aquí tienes 5 trucos para mejorar tu digestión.

¿POR QUÉ SE RESIENTE LA DIGESTIÓN?

Al fallo en la digestión se le suele llamar dispepsia. Y puede suceder por muchos motivos:

  • Simplemente debido a una época de estrés, nervios o ansiedad.
  • Un problema en las enzimas que se encargan de digerir los alimentos o en la producción de jugo intestinal.
  • Una motilidad intestinal lenta o alterada.
  • Tragar mucho aire o líquidos mientras comes.
  • Una dieta de baja calidad, con muchos alimentos irritantes o pesados.

5 TRUCOS PARA MEJORAR LA DIGESTIÓN

1#  FIBRA SÍ, PERO NO EN EXCESO

La fibra es necesaria y muy saludable en la mayoría de casos. Pero es un componente de los alimentos que digerimos muy poco o nada. En casos como este es preferible moderar el consumo de fibra o elegir con cuidado aquellos alimentos que vas a tomar.

Prueba a hacer algunos de estos cambios en tu alimentación habitual:

  • No consumas legumbres más de 1 vez por semana y si lo haces, pruebalas en puré, de manera que puedas eliminar su piel y mejorar su digestión.
  • Evita las frutas y verduras más flatulentas: la verdura cruda, las verduras crucíferas (coles, brócoli, coliflor), pimiento, cebolla, apio, espárragos, los cítricos y frutas ácidas, verduras ácidas como el tomate.
  • No abuses de los toppings en tus bowls de cereales o ensaladas: adiós a los popurrís de semillas, frutos secos, fruta seca, fruta fresca, cereales integrales, etc…  no mezcles tantos alimentos ricos en fibra.

2# BUSCA UNA AYUDA EXTERNA

Las infusiones eupépticas o carminativas te pueden ayudar a mejorar la digestión. Puedes tomarlas antes de la comidas, después de comer, antes de acostarte… Prueba con alguna de estas:

  • Romero
  • Hierbaluisa
  • Hinojo
  • Melisa
  • Genciana
  • Manzanilla

Otra cosa que puedes hacer es tomar enzimas digestivas. Hay alimentos que producen ciertas enzimas y que tomadas con las comidas te ayudan a digerir los alimentos mejor. Es el caso de la papaya y la piña. 

Los probióticos no ayudarán a mejorar la digestión en todos los casos pero puedes intentar incluir alimentos probióticos en tu dieta o realizar durante un tiempo un tratamiento con ellos.

3# VIGILA TU MANERA DE COMER

Esto es casi lo más importante y lo más difícil de cumplir. ¿A veces tragas los alimentos y cuando has terminado te has dado cuenta de que han pasado solo 5 minutos? 

¿Cómo mejorar la digestión mientras comes?

  • No bebas líquido mientras comes, mejor bebe antes de empezar o cuando hayas terminado.
  • No hables ni gesticules en exceso mientras comes, así evitarás tragar aire.
  • Intenta centrarte en lo que estás haciendo por un lapso de 15 minutos y no te distraigas con la tele o con el móvil. Necesita comer despacio y con tranquilidad.
  • No comas justo antes y justo después de haber practicado actividad física, dale un respiro al cuerpo para volver a la normalidad.

como repartir los alimentos durante el día

4#  CONTROLA LOS HORARIOS

Intenta marcarle a tu cuerpo unas pautas, re-edúcalo. Marca unos horarios mas o menos fijos de tus comidas y sobre todo no las retrases mucho. No desayunes tarde, no almuerces justo a la hora de la comida, no comas a la hora de la merienda y sobre todo no cenes tarde. 

Cuando esto no sea posible por tus horarios de trabajo, te recomiendo que cuides mucho el tipo de alimentos que cocinas y comes para minimizar al máximo los síntomas digestivos.

5#  ELIMINA LOS ALIMENTOS PESADOS Y LOS FLATULENTOS

Si de verdad quieres mejorar la digestión, algo que casi nunca va a fallar es hacer un cambio global y más profundo en tu alimentación. Deja atrás los alimentos con azúcar refinado, irritantes o más pesados de digerir:

  • Alimentos con azúcar refinado: azúcar de mesa (de cualquier tipo), edulcorantes, bollería industrial, mermeladas, chocolates con leche o por debajo del 85%, chicles, refrescos.
  • Alimentos irritantes: las bebidas alcohólicas, el café, algunas especias.
  • Alimentos pesados: mantequillas, alimentos con grasas en general, embutidos, queso curado, bechamel, salsas grasas, nata.

En ocasiones puede ser interesante que dediques un tiempo a escuchar  tus sensaciones y tus síntomas después de las comidas y elabores una lista negra. En esta lista puedes incluir todos los alimentos que vayas viendo que te resultan difíciles de tolerar, de manera que puedas excluirlos de tu alimentación o cocinarlos de forma diferente.

crear hábitos saludables


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años que soy miembro del Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valenciana y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para crear una rutina diaria saludable que encaje en su estilo de vida, y con la que consigan sentirte a gusto consigo mismos y con su cuerpo. Si tú también quieres que te ayude solicita una visita inicial conmigo aquí.


Anuncios

Dime qué piensas, déjame tu comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: