fbpx

INTRODUCCIÓN

¿Todavía no conoces la técnica del batch cooking? El mundo de la dietética va evolucionando junto con las necesidades del ser humano, igual que lo hace la tecnología.  Vivimos en el mundo de la prisa, porque hay poco tiempo para nada. Para leer, para hacer deporte, para cocinar, para ir a comprar, para comer, para pensar…

Por suerte, hay para quienes cocinar y comer sano todavía sigue siendo muy importante y, por eso, hay personas que se esfuerzan por buscar solución a la falta de tiempo para la cocina sana. El batch cooking es un método del que se está oyendo hablar mucho últimamente, porqué precisamente es una estrategia de organización que nos puede ayudar a la hora de planificar nuestras comidas y cenas.  Así que me propongo hablar con calma sobre él.

QUÉ ES

El batch cooking, traducido al español “cocinar por lotes” o cocinar en grandes cantidades“, tiene como filosofía “cocina más para cocinar menos“. Se refiere a cocinar en grandes cantidades un día para no cocinar los demás.

Cocinar un día a la semana, para el resto de la semana, es la idea general. Pero, en mi opinión, podemos aplicar esta idea de muchas formas distintas según nos convenga. Por ejemplo, también sería un buen sistema de organización dedicar dos días a cocinar platos algo más elaborados, de manera que tengamos para otros días, y cocinar preparaciones más sencillas el resto de la semana.

En general, esto es el batch cooking, cocinar en grandes cantidades un días y reservar los platos para hacer uso de ellos el resto de la semana.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL BATCH COOKING

  • Necesitas disponer de envases aptos para congelar y para conservar correctamente la comida que preparas.
  • Has de escoger preparaciones congelables, es decir, platos que cuando vayas a hacer uso de ellos no varíen su textura o hayan perdido calidad.

Aquí tienes una pequeña lista de platos que puedes congelar:

SALSAS

  • Salsa de tomate con carne picada
  • Caldo de verduras o pollo
  • Salsas a base de caldo con verduras para acompañar.
  • Sofritos

VERDURAS

  • Cremas y purés de verdura
  • Judías verdes salteadas
  • Brócoli hervido
  • Pimiento y berenjena rellena

LEGUMBRES

  • Lentejas estofadas
  • Garbanzos de puchero
  • Humus
  • Alubias guisadas

PLATOS CON CARNE

  • Guisos de ternera o cerdo
  • Albóndigas de diferente tipo
  • Platos con pasta/arroz
  • Lasaña casera
  • Canelones de verdura o carne
  • Fideuá
  • Arroces secos sin caldo y con verduras

batch cooking

Es de mucha ayuda tener un menú semanal planificado y una lista de compra, de manera  que puedas acertar con los platos que cocinas el día que hayas escogido para hacerlo, y sean prácticos de usar ese día.

Reserva los platos ya en porciones. De esa manera evitas que sobre comida y sabes que un envase corresponde a una ración individual.

Normalmente también es de ayuda cocinar platos reutilizables. Es decir, cocinar por ejemplo algún tipo de acompañamiento como puede ser un humus, unas croquetas o unas hamburguesas caseras, o quizás un arroz seco y utilizarlo varios días combinándolo con distintos complementos.

FORMAS DE APLICAR EL BATCH  COOKING EN TU COCINA

  • Una forma de aplicar este método en tu cocina es cocinando los platos que sabes de antemano que vas a comer, siguiendo el plan de tu menú semanal.

Así consigues que no te sobre nada y dejas muy poco a la improvisación. Solo has de descongelar el tupper de tu plato del día y calentarlo.

  • Otra forma de aplicarlo es cocinar solo la mitad de la preparación, dejar hecha la parte más complicada del plato, y terminar el plato el día en que te lo vayas a comer. Por ejemplo, dejas preparado el puré y el día que te apetezca comértelo lo acompañas con unas brochetas de pescado que haces al momento. O dejas preparado las albóndigas de verduras y las acompañas con un poco de arroz que hagas al microondas en el momento.
  • La tercera forma de aplicar el batch coocking, es el original del todo. Se trata de cocinar varios platos, o varios acompañamientos que, además puedas reutilizar a lo largo de la semana, y usarlos según te venga el día con lo que te apetezca. No sería necesario planificar un menú de antemano sino que tienes preparado platos como un pisto de verduras, unas albóndigas, un brócoli hervido y salteado y un caldo de verduras y vas combinando las preparaciones según te apetezca.

INCONVENIENTES Y VENTAJAS DEL BATCH COOKING

Como todo en la vida, el batch cooking también tiene algún que otro inconveniente:

  • Es poco probable que los platos que cocines conserven la misma calidad que el primer día. Puesto que deben conservarse, si esta conservación no se realiza correctamente, el alimento puede perder calidad o modificarse su textura. También al volver a calentarlo después de la descongelación.
  • Debes invertir bien en envases para congelar. Incluso la técnica al vacio aplicada en tu casa puede ser una buena idea.
  • Para no cocinar en toda la semana, debes invertir bastante tiempo en cocinar el día que hayas escogido que casi siempre suele ser un día de tu fin de semana, un día no laboral y en el cual tengas tiempo. Al menos para la mayoría de las personas. Y si no, te tocará pasar por la cocina aunque sea un ratito cada día para terminar de preparar tus platos, aunque esto no sería considerado un inconveniente porque cocinar es algo saludable y bastante necesario.

Entre las ventajas podemos nombrar las siguientes:

  • Ahorras bastante tiempo durante la semana al tener casi todos los platos preparados.
  • Te permite idear con antelación un menú saludable al no dejar nada o poco a la improvisación. Con lo que te sentirás mejor y conseguirás perder peso si es lo que te habías propuesto.
  • También ahorrarás tiempo porque no serán necesario pasar por el súper cada dos días para comprar los ingredientes del plato que tenías pensado hacer un día en cuestión.
  • El tener más tiempo libre, podrás incorporar a tu semana rutinas que antes no podías, por ejemplo hacer deporte, leer…
  • Puedes aprovechar el día que escogiste para cocinar, y en lugar de pasarlo sentado en el sofá, dedicarte a algo tan terapéutico como cocinar. Te ayudará a nivel psicológico a relajarte.

CONCLUSIÓN

Como ves, organizarse en la cocina para disponer de tiempo para otras cosas y al mismo tiempo comer de manera saludable, es posible. Esta es una de las formas de hacerlo pero hay tantas formas como personas y estilos de vida hay. Así que, empieza a crear tu hábito saludable desde aquí, desde la organización y la planificación.

Espero que este post te haya sido útil. Te invito a comentarlo abajo o en las redes sociales.

Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.