fbpx

Estamos viviendo una era en la que todo está del revés. Dejamos de comer pasta y lentejas pero merendamos galletas comerciales y rosquilletas. Queremos perder peso pero nos quedamos sentados en el sofá viendo la tele. Preferimos hacer una dieta estricta o a base de batidos en lugar de llevar una dieta saludable, completa y variada.

¿Has dejado de comer pasta por miedo a engordar? Entonces continúa leyendo.

 

POR QUÉ NO DEJAR DE COMER PASTA

La pasta es un alimento preparado con sémola de trigo. En el súper la podemos encontrar integral, refinada, con huevo, sin huevo e incluso de cereales distintos del trigo, como la quinoa o el centeno.

Es un alimento que aporta sobre todo hidratos de carbono complejos, y algo de fibra si la compramos integral. Es por tanto un alimento energético, indispensable en toda dieta si queremos que nuestro organismo funcione correctamente. Tanto si deseas perder peso como si no.

En cualquier caso, a pesar de que tengas algún problema tal como la diabetes o un metabolismo  muy lento por falta de ejercicio físico, puedes incluir pasta en tu dieta si sabes hacerlo de la manera adecuada.

CÓMO COMER PASTA SIN ENGORDAR

Cuatro aspectos que puedes tener en cuenta cuando lo haces son estos:

  • La frecuencia con la que comes pasta, ya que debes llevar una dieta variada e incluir también legumbres, arroz, quinoa, patata… Dependiendo de tu nivel de actividad física, o el resto de tu alimentación, claro está.
  • La cantidad que añades, incluso en personas con metabolismo muy lento o personas mayores, es perfectamente sano comer pasta. En esos casos reduciremos la cantidad, pero no hasta el punto de hacerla desparecer de nuestra dieta.
  • El acompañamiento, no es lo mismo cocinar una pasta a la carbonara que una pasta con verduras, ¿verdad?
  • El momento del día, ya te conté que es un alimento energético por lo tanto procura consumirlo en tus comidas de medio día.

1# TEN EN CUENTA LA FRECUENCIA CON LA QUE COMES PASTA

Si quieres perder peso pero no quieres dejar de comer tu alimento favorito, tomar pasta todos los días, aún cuando la cantidad es la justa, no es aconsejable. Te perderías otros muchos alimentos como los garbanzos, los platos con patata, los platos con arroz…

La variedad en tu dieta permite que no te excedas con nada, que consigas el equilibrio nutricional y que tu dieta no sea aburrida.

Por eso, procura escoger cada día un farináceo para acompañar tus comidas.

COMO COMER PASTA SIN ENGORDAR

2# ELIGE UN ACOMPAÑAMIENTO ADECUADO PARA LA PASTA

Como te decía, no es lo mismo prepararse unos tallarines a la carbonara o unos macarrones gratinados con queso, que una pasta con champiñones y zanahoria.

Y esa es la clave. Es lo que determina las calorías finales del plato de pasta y lo satisfecho que te quedarás. Seguro que podrías comerte dos platos de fideuá de pato sin cansarte pero ¿te comerías dos platos de macarrones con brócoli y jamón?

Entonces, elige un acompañamiento adecuado para tu plato de pasta:

  • Verduras: SIEMPRE en todos tus platos. Hazlas salteadas, o hervidas y luego pasadas por la plancha, al horno, con especias…. Pero añade una buena cantidad de verduras.
  • Alimento proteico: cocina un pescado a la plancha y, si es emperador o atún, puedes trocearlo y mezclarlo con la pasta. Haz un huevo escalfado encima de pasta, añade jamón curado ligeramente salteado para potenciar el sabor de las verduras y la pasta, pollo salteado troceado en tiras, etc. Hay muchísimas combinaciones.
  • Salsas: Intenta reducir al máximo las salsas con verdura sofrita, demasiada aceite, nata o mantequilla o tomate ya frito. Una salsa de tomate natural, un pesto casero hecho por ti, una salsa con verduras trituradas y caldo de verduras o utilizando especias para aromatizar. Mejor.

En mis redes sociales encontrarás algunas recetas con pasta que te pueden servir de inspiración.

3# ADAPTA LAS CANTIDADES A TU NIVEL DE ACTIVIDAD FÍSICA

Evidentemente, no te conviene comer pasta todos los días si todas las tardes las pasas sobre una silla o en el sofá.  Cuando mayor sea tu nivel de actividad física más veces pasta podrás comer.

Ten en cuenta también la cantidad que añades. Si lo que buscas es perder peso y eres una mujer ya de más de 40 años, te aconsejo que no te excedas de unos 40g de pasta.

 

4# ELIGE EL MOMENTO DEL DÍA ADECUADO PARA COMER PASTA

La pasta es un alimento energético, así que intenta que esté presente más en tus comidas y no en tus cenas.

Tampoco elijas pasta si te has estado excediendo entre tantos eventos sociales.

 

5# ESCOGE EL TIPO DE PASTA ADECUADO

Por supuesto, deja la pasta blanca atrás y empieza a incluir en tu despensa pasta de trigo integral, o pasta de centeno o quinoa. Reducirás los picos de insulina y ayudarás a quemar más grasa a la vez que te mantienes más saciado.

 

PARA FINALIZAR

Ya puedes seguir disfrutando de la pasta de manera saludable y sin miedo a provocar un aumento de peso. En el equilibrio está la clave.

Coméntame tus dudas aquí abajo en las redes sociales.

 

Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.