fbpx

¿Vas a ponerte a perder peso o lo estás intentando ya pero siempre has sido una persona de servirte grandes cantidades? ¿Estás intentando comer bien pero sientes que nunca acabas de llenarte del todo y te sientes incómodo? Entonces sigue leyendo. Porque aquí te doy algunas estrategias para no pasar hambre cuando comes menos.

COMO NO PASAR HAMBRE COMIENDO MENOS

INTRODUCCIÓN

Nuestro cuerpo dispone de mecanismos para regular el hambre y la saciedad, y controlar así el peso. Y lo hace por medio de algunas hormonas. No es el objetivo de este articulo indagar sobre este proceso pero sí debo decir, que en algunas circunstancias este proceso, que debería ser suficiente por sí solo, puede alterarse.

Con algunas conductas y sobre todo con una buena alimentación podemos evitar sentir hambre y mantenernos saciados, de manera que podamos comer cuando lo necesitemos y perder peso si eso es lo que queremos.

Quizá si has estado mucho tiempo comiendo de más, o comiendo por encima de tu nivel de saciedad, sí puedas tener problemas para regular el hambre en esta nueva manera y más sana de comer. Asíque aquí tienes 10 consejos prácticos que puedes poner en práctica para ayudarte con tus objetivos.

ESTRATEGIAS PARA SACIARTE SIN COMER DE MÁS.

BEBE MÁS LÍQUIDOS

Cierto es que en algunas circunstancias no se aconseja beber mientras se come. En este caso sucede todo lo contrario. Tomar más líquidos ralentiza la digestión y por tanto se mantiene por más tiempo el estado de plenitud. Esto te ayuda a no pasar hambre.

¿Cómo hacerlo?

  • Bebe más agua a lo largo del día, especialmente mientras estés comiendo o justo antes o después de comer.
  • Preparar comidas con caldos, mejor si son a base de verdura, pollo o aves, ayuda a terminar saciado la comida.
  • Infusiones: puedes tomarte un buen tazón de infusión, de hierbas no de té, antes de irte a dormir o entre comidas cuando vas a merendar por ejemplo para no comer de más.

EJERCICIO FÍSICO

Se aconseja realizar al menos 30 minutos de alguna actividad moderada todos los días. Muy debatido y hablado están todos los beneficios que practicar ejercicio regular tiene. En este caso diré que el ejercicio, sobre todo el de intensidad alta o moderada, inhibe el apetito a nivel de estómago.

CONSUME MÁS FIBRA

Sobre todo alimentos con fibra soluble. Retrasan la digestión y alimentan la microbiota intestinal.

  • Toma legumbres con mayor frecuencia, tanto para comer como para cenar. No es necesario que has guisos con ellas, puedes preparártelas en ensaladas junto con algunas verduras.
  • Toma fruta como postre después de cada comida para terminar saciado y utilízala entre comidas para no llegar con hambre a las comidas principales.
  • Los frutos secos son una combinación de proteínas y fibra, igual que las legumbres. Tómalos junto con fruta o sin fruta, en ensaladas o para los tentempiés entre comidas principales.
  • Las verduras, crudas o hervidas, permiten llenar tu plato sin añadir calorías demás: escoge aquellas que más fibra tienen: alcachofas, brotes tiernos, espinacas, judías verdes, brócoli, espárragos.
  • Añade cereales (avena, mijo, arroz, maíz, quinoa, etc) para comer y para desayunar. Sin son integrales mejor.

comer fuera de casa y no engordar

MANTÉN UN HÁBITO ALIMENTARIO SALUDABLE

No te ayuda nada saltarte comidas, no desayunar o añadir una cantidad insuficiente en la comida. Evita las dietas restrictivas para perder peso y mantén un hábito alimentario saludable.

  • Desayuna siempre lo suficiente o almuerza, si pasan más de 4 horas hasta la comida.
  • No te saltes los tentempiés entre comidas y procura que sean ricos en fibra.
  • Prepárate para comer un plato a base de cereales completos con verduras.
  • No comas menos de lo necesario por querer perder más peso. No perderás más grasa comiendo menos.

EVITA EL AZÚCAR REFINADO Y LOS ALIMENTOS CON MUCHAS CALORÍAS Y ADITIVOS.

Ya se está demostrando que este tipo de nutriente, entre otras cosas, crea adicción a nivel cerebral y reduce la aparición de la saciedad. Evítalos aunque tengas ganas de tomarte algo dulce.

En este grupo incluiremos el azúcar de mesa y los alimentos que contienen edulcorantes, la bollería y pastelería, el chocolate mezclado con leche, chuches y barritas de chocolate. Evita también los alimentos como los snacks en bolsa, papas, gusanitos, etc. Contienen un aditivo del que se sabe que en grandes cantidades hace subir el apetito.

 

PARA FINALIZAR

Estos son algunos consejos para que el cambio hacia una alimentación saludable, no te haga pasar más hambre, especialmente si hasta ahora te servías grandes cantidades de comida y has dejado de reconocer la saciedad cuando comes.


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años me colegié y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para que consigan sentirse mejor con ellos mismos y con su cuerpo.

Les enseño los recursos que necesitan para que adapten su alimentación a su estilo de vida y les permita cumplir con sus objetivos para toda la vida.

Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.