fbpx

En pleno verano y con este calor encuentro en consulta que muchos de vosotros echáis mano de bebidas azucaradas para refrescaros. Por eso he decidido hacer un pequeño post para daros consejos sobre cómo preparar bebidas refrescantes sanas para pasar estos meses de calor. ¡Atento!

POR QUÉ NO TOMAR BEBIDAS AZUCARADAS

El objetivo de este post no es hablar sobre los efectos perjudiciales de las bebidas azucaradas y del azúcar en general sobre nuestra salud, aun así voy a hacer un breve análisis sobre ellas.

Las bebidas azucaradas son para muchos, algo sagrado. Sirven para saciar la sed, tomar algo dulce y placentero, algunas para mantenerte más “alerta” y a otras hasta se les asocian cierto efecto digestivo. Desde que aparecieron, las industriar refresqueras no han dejado de crecer, y ahora hasta se adaptan a la necesidad de regular el consumo de azúcar y las fabrican en versión “light”.

como eliminar el azúcar de tu dieta

Pero la realidad es que son una peligrosa trampa pues, ese efecto de “bienestar y felicidad” que experimentas cuando bebes un sorbo de refresco o zumo, acaba por crear una adicción. Y si siempre que tienes sed recurres a una bebida azucarada, la glucosa y otros aditivos presentes en estas bebidas acabará por engancharte y crearás el hábito de consumirlas. Esto hace que muchos aborrezcan el agua al no tener ningún tipo de sabor, y menos azucarado.

Estas bebidas incluyen una cantidad de azúcar casi indecente y, cuando son “light”, edulcorantes de los que ya se ha demostrado que actúan, una vez los absorbemos, igual que el azúcar libre.

Algunos de sus efectos, que además son efectos silenciosos (porque no te enteras de que lo estás sufriendo hasta que es demasiado tarde), son los que te muestro aquí:

  • Hinchazón abdominal
  • Descalcificación ósea
  • Aumentos de peso, incluidas las light
  • Desequilibrios de la glucosa sanguínea y la producción de insulina
  • Hipertensión
  • Nerviosismo
  • Dependencia emocional y física (muchos se sienten incapaces de dejarlo)
  • También se estudian daños hepáticos, urinarios y pancreáticos.

Viendo esto, es deseable que en la época de más calor del año  y cuando más apetecen, busquemos opciones más sanas para refrescar nuestro paladar.

INGREDIENTES PARA PREPARAR BEBIDAS REFRESCANTES SANAS

La intención es tomar opciones que no supongan un aumento de calorías y azúcar libre a lo largo del día y puedan tomarse libremente y con seguridad. Y que además contribuya a nuestra salud, por ejemplo, incluyendo vitaminas o aumentando nuestro consumo de agua.

Por eso el principal ingrediente de estas bebidas será el agua. Puedes preparar dos tipos de bebidas refrescantes sanas:

  • Aguas aromatizadas, aguas a las que se añaden algún ingrediente que aporte sabor y aroma.
  • Zumos muy diluidos y aromatizados. Estos pueden contener una pequeña proporción de azúcar al utilizar fruta para su elaboración.

Ingredientes que puedes usar para preparar una bebida refrescante sana:

  • Frutas. Elige aquellas que aporten mucho sabor: limón, pomelo, mango, fresas, frutos rojos, kiwi, sandía, melocotón, naranja.
  • Verduras. Algunas pueden aportar un aroma fresco interesante, como el pepino por ejemplo.
  • Té y hierbas para infusionar: están los clásicos tés como el rojo, el verde, el blanco o el negro, e infusiones de todo tipo de hierbas, manzanilla, hinojo, hierbabuena, melisa…
  • Algunas especias como el jengibre también dan un toque interesante.
  • Hierbas aromáticas frescas, como la hierbabuena, la menta o la albahaca.
  • Hielo en cubitos o picado para crear más cremosidad.
  • Otras bebidas para diluir como el agua de coco o agua con gas sin azúcar.

Podrías hacer tus propias mezclas de cada uno de estos ingredientes para formar tu bebida refrescante sana, pero aquí te doy algunos trucos e ideas.

dietista-nutricionista

CÓMO UTILIZAR LOS INGREDIENTES

El método que desde siempre se ha utilizado para extraer los principios activos de los alimentos ha sido el calor. Así que en el caso de las frutas y las infusiones, la manera en la que puedes extraer bien sus sustancias aromáticas, es mezclándolas en el agua caliente y dejándolas reposar.

Pero si sólo deseas que aporte un ligero aroma será suficiente mezclarlas sobre el agua tibia para luego enfriarlas en la nevera. Eso sí, el reposo es esencial para permitir que los aromas de las frutas o las hierbas pasen al agua que vas a beber.

EJEMPLOS DE BEBIDAS REFRESCANTES SANAS

Es hora de las ideas. Prueba una de estas mezclas para refrescarte este verano.

  1. Agua de hierbabuena con hielo y limón

Necesitarás hierbas secas para infusionar, hielo y una rodaja de limón. Puedes recurrir a las clásicas bolsitas de hierbas o comprarlas a granel y hacer la infusión calentando el agua en un cazo. Sobre el agua tibia o caliente, echa las bolsitas de hierbabuena y déjala infusionar unos minutos. Déjalas enfriar un poco antes de meterla a la nevera y añade, antes de hacerlo, una rodaja de limón o un limón cortado a trocitos. Deja reposar en la nevera unas horas o de la noche al día siguiente. Y ¡listo!

  1. Agua con limón y menta.

Esta es una idea muy sencilla. Introduce en el agua tibia y ligeramente caliente, una rodaja de limón y una ramita de menta fresca. Deja enfriar y reposar en la nevera. Y ¡voilà!

  1. Agua con mango, fresas y té negro.

Prepara primero la infusión de té negro que puedes hacer comprando las bolsitas. Cuando esté algo más fría, pero todavía tibia, introduce unas fresas y unos trocito de mango. Deja reposar en la nevera unas horas y añade hielo cuando vayas a servir. Aquí tienes al receta original.

  1. Zumo ligero de sandía y limón

Corta la sandía en trocitos, no mucha cantidad porque solo utilizarás un poquito. Tritúralo y luego cuélalo para quitar la pulpa y las pepitas que hayan quedado. Mezcla una parte de este zumo resultante con agua, una rodaja de limón o simplemente unas gotitas de su zumo, y añade hielo picado para crear una bebida parecida a un granizado.

  1. Agua de coco con pomelo

Esta es también una bebida refrescantes muy interesante. Necesitas agua de coco, que puedes diluir en agua para conseguir una bebida más suave, y añade unas rodajas de pomelo. Deja enfrías en la nevera durante unas horas o hasta el día siguiente.

  1. Refresco de naranja saludable

Llena medio vaso con agua con gas y la otra mitad con agua sin gas. Puedes hacerlo sobre agua fría si no tienes tiempo de dejarla reposar. Añade una rodaja de pomelo y otra de naranja.

  1. Refresco con toque de jengibre y limón

Mezcla un vaso con agua con gas y agua sin gas. Puedes añadir un trocito de jengibre sobre el agua fría para un toque muy suave o infusionar primero el jengibre, dejarlo enfriar y luego mezclarlo con agua con gas. Añade una rodaja de limón o limón en trocitos. ¡Esta es una bebida algo “picante”!

PARA FINALIZAR

Ya no tienes excusa para dejar de lado las bebidas azucaradas durante el verano. Acostumbra a tu paladar al agua y deshabitúalo del azúcar que aportan los refrescos industriales.  Espero que este post te sirva y te aporte ideas para preparar tus bebidas refrescantes sanas. Puedes comentarme tus dudas en los comentarios o en las redes sociales.


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años me colegié y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para que consigan sentirse mejor con ellos mismos y con su cuerpo.


Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.