fbpx
Errores pérdida de peso

Muchas personas que deciden perder peso, lo intentan hacer por ellos mismos, ya sea porque económicamente no les viene bien solicitar la ayuda de un profesional o porque las anteriores veces no han tenido éxito. Sin embargo, algunos cambios que suelen hacerse cuando se intenta perder peso por uno mismo no son muy acertados. No toda la información a la que se tiene acceso en internet es aconsejable, ni todos a los que ves hablando sobre nutrición son profesionales cualificados. Así que me he encargado de recopilar algunos de los errores más comunes a la hora de perder peso con los que me encuentro en mi consulta.

errores más comunes a la hora de perder peso

ERROR 1# PRETENDER HACER SOLO UNOS CAMBIOS TEMPORALES

Este es el primero de los errores a la hora de perder peso, y el más común de todos. Proponerse solo de forma temporal aplicar esos cambios que se necesitan para perder peso. Y una vez se consiga el objetivo volver a la rutina anterior. Es decir, comer sano solo por unos meses.

Esto ocasiona que haya efectos rebotes y muchos cambios en el peso, que a largo plazo pueden terminar por desequilibrar el metabolismo y dificultar el proceso de quemar grasas.

SOLUCIÓN: si te propones un cambio saludable en tu alimentación para perder peso o para cualquier objetivo, lo ideal es que hagas cambios de manera permanente. Cuando no estás convencido de que comer sano es lo que quieres, o de si vas a poder hacerlo, lo mejor es que dejes a un lado el plazo que te has propuesto para conseguir perder X kilos, y te propongas cada semana un cambio o dos. De esa forma lo harás despacio, también perderás peso más despacio (o no), pero así conseguirás evitar el aumento posterior, e integrarás poco a poco los cambios alimentarios. Sin agobios.

ERROR 2# PROPONERSE METAS DIFÍCILES DE ALCANZAR

Hay personas que acuden a la consulta de un dietista con una meta brillante y bien definida. Clarísima como el agua. Y proponerse un objetivo está bien, porque motiva a la acción. Nos impulsa hacia adelante.

El problema viene cuando estos objetivos son muy difíciles de alcanzar o no son reales. Es ahí cuando surge la frustración en el momento en que se dan cuenta de que no están cumpliendo con el plazo y tienden a abandonar incluso el tratamiento porque creen que no llegarán a bajar el peso que querían.

SOLUCIÓN: a veces lo importante no es el peso con el que te quedes, sino que  mejores tu peso actual y consigas mantener una alimentación sana. Cuando te propongas un objetivo ten en cuenta que debe cumplir con la técnica PRAMPE: debe ser positivo, realista, acordado, medible, personal y específico. Siempre puedes ir cambiando tus metas conforme las vas cumpliendo.

ERROR 3# TENER PRISA POR PERDER PESO

Otro de los errores a la hora de perder peso es tener prisa, tener una fecha exacta en la que tu cuerpo debe pesar X kilos. A veces sin tener en cuenta las dificultades por las que vas a pasar, o si la dieta que se está haciendo es saludable o no. Muchos llegan a cumplir con la fecha, pero sin disfrutar por el camino, sin haber aprendido nada, seguramente agravará su problema con el peso en años posteriores, y lo más importante,  lo consigue sin entender que comer sano o perder peso no trata de ir haciendo pequeñas dietas durante todo el año.

SOLUCIÓN: si por algún motivo te hace ilusión o crees que será bueno para ti pesar X kilos en un determinado momento, planifícalo con anterioridad, sabiendo que el ritmo normal de pérdida está entre 0,5-1 kg por semana y debes hacerlo comiendo sano. Tu dietista puede orientarte sobre el peso que debes perder.

ERROR 4# NO COMER NUNCA PASTA, ARROZ, PATATA O LEGUMBRES

Para algunos resulta una manera muy fácil. Son los alimentos más energéticos por su aporte de carbohidratos y al eliminarlos, la mayoría de las personas experimentan una pérdida rápida de peso. Pero esta pérdida de peso no se corresponde con una pérdida de grasa, sino de masa muscular. Con lo que al volver a sus anteriores hábitos, sufren un efecto rebote y este aumento sí suele ser grasa.

SOLUCIÓN: si necesitas perder peso reduce la cantidad que tomas de estos alimentos, pero no los elimines de tu dieta. A su vez, introduce más verduras y deja el consumo de carnes grasas y alimentos procesados a un lado. Si no sabes cómo hacerlo, un dietista-nutricionista te dirá cuál es la mejor cantidad para ti.

ERROR 5# NO COMER NADA DURANTE LA MAÑANA O SOLO UN CAFÉ

Este es otro de los errores a la hora de perder peso. No es exclusivo de las dietas para perder peso pero sí es una costumbre que dificulta la pérdida de grasas al ayunar durante la mañana. También favorece la pérdida de masa muscular, en una dieta que ya de por si suele ser hipocalórica para lograr la quema de grasas. En muchas personas favorece también la sensación de hambre durante la tarde-noche, que muchas veces confundimos con el hambre emocional.

SOLUCIÓN: Acostúmbrate a desayunar. Comienza por elegir un tentempié pequeño, que disfrutes comiendo, y poco a poco ve introduciendo más alimentos hasta conseguir hacer un desayuno completo y saciante. Eso sí, asegúrate de que sea sano. Colocar galletas con azúcar, zumos comerciales o bollería tampoco es buena idea.

ERROR 6# HACER SOLO 2 O 3 COMIDAS AL DÍA

Tampoco este es un error exclusivo de las dietas para perder peso, pero al igual que en el error anterior, no ayuda a perder grasas. En este caso concentramos toda la energía en dos o tres comidas. Energía que en ese momento quizás no necesitamos, al menos no toda. Repartir la ingesta en varias comidas permite que el metabolismo se acelere y sea más sencillo quemar grasas.

distribuir los alimentos durante el día

SOLUCIÓN: reduce la cantidad que añades en tus comidas principales, no repitas plato y no comas hasta quedarte lleno. Pero introduce dos pequeños tentempiés entre comidas. A veces basta con una pieza de fruta, un puñado de frutos secos o una rebanada de pan integral.

ERROR 7# INTENTAR SOLUCIONAR EL “PICOTEO” HACIENDO UNA DIETA PARA PERDER PESO

A mi consulta llegan muchas personas con el hábito, a veces muy arraigado, de picar alimentos antes de las comidas o a deshoras. A veces se trata solo de una simple costumbre, otras se trata de que llevan horas sin comer y tienen hambre, y otras lo hacen porque pretenden utilizar la comida para calmar alguna emoción.

Este último caso, que cada día es más frecuente, no se puede solucionar con una dieta para perder peso, porque el problema no son los alimentos que se consumen sino los motivos  (emocionales) que llevan a la persona a consumir un tipo concreto de comida.

SOLUCIÓN: después de asegurarte que tu alimentación no es la responsable de tu “picoteo”, es decir, que comes regularmente, controlas la energía de cada comida y no comes habitualmente alimentos procesados, además de que practicas ejercicio, consulta con un profesional la manera adecuada de solucionar tu problema con la comida. A veces solo es cuestión de entender por qué lo haces.

ERROR 8# TOMAR GALLETAS Y ALIMENTOS LIGHT

La industria ha sabido solucionar muy bien el problema de muchas personas: cómo seguir tomando galletas o alimentos dulces y perder peso a la vez. Y algunos lo consiguen porque ciertamente son productos bajos en calorías. Pero son en general alimentos procesados a los que se le añaden edulcorantes para lograr el mismo sabor dulce. Incluso algunos alimentos, vendidos para “conservar la figura” tienen más azúcar refinado que otros que no se venden como “light o bajo en calorías”.

SOLUCIÓN: las calorías no es lo más importante, sino de dónde vienen esas calorías. Asume que para perder peso y no recuperarlo debes dejar a un lado los alimentos procesados y optar por otros que puedas preparar tú de forma casera, sin azúcar ni aditivos, o incluir alimentos como la fruta y los frutos secos, o cereales enteros como la avena y el pan integral.

ERROR 9# NO COMER VERDURAS CASI NUNCA

Cuando una persona no tiene el hábito de comer verdura, bien por su educación o por falta de ideas a la hora de cocinarlas, se hace difícil llevar una dieta para perder peso. Hablamos en general de una alimentación con las calorías reducidas para favorecer la pérdida de grasa. Y las verduras y hortalizas aportan volumen sin añadir muchas calorías, además de que son vehículo de vitaminas, minerales y otras sustancias beneficiosas.

Una dieta sin verduras puede resultar muy monótona y aburrida. Y complicada para aquellas personas a las que les gusta sentirse saciados al terminar una comida.

SOLUCIÓN: no tiene por qué comer verduras que no te gusten. Ni incluirlas drásticamente en tu dieta. Tómalo como un proceso, ve probando técnicas diferentes para cocinar las verduras. Hay muchas. Poco a poco ve sustituyendo parte de tus platos por ellas, perderás peso sin hacer nada y te divertirás más comiendo.

perder peso sin dieta

ERROR 10# PROHIBIRSE SALIR FUERA A CENAR O COMER

También he visto este error, uno de los errores más frecuentes, en mis consultas cuando se proponen perder peso. Personas que evitan o cancelan compromisos sociales en los que hay comida de por medio por temor a pasarse comiendo y no lograr sus objetivos de pérdida de peso.

Esto es un error, porque comer sano implica también la comida en sociedad. Forma parte de nuestra cultura y una manera de evadirse de los problemas también. Eliminar esa parte hace que el proceso de perder peso o comer sano, no sea natural y no se mantenga en el tiempo.

SOLUCIÓN: cuando vayas a comer fuera, sal de casa con un objetivo en mente. Por ejemplo: disfrutar de la compañía, reírme mucho y saborear bien el plato que me pida”. Lo que suele suponer un exceso en las comidas fuera de cada suelen ser el picoteo previo y las bebidas. Así que céntrate en controlar estos aspectos.

PARA FINALIZAR

Estos son los errores más comunes de personas que han acudido a mi consulta para perder peso y que aquí te comparto para que empieces tu proceso con buen pie. Si te has sentido identificado con alguno ahora ya sabes cómo puedes hacerlo mejor.

Te invito  a descargarte mi Guía de 8 pasos para crear tu rutina saludable y comentarme todas tus dudas en las redes sociales o aquí abajo.


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años me colegié y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para que consigan sentirse mejor con ellos mismos y con su cuerpo.


Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.