fbpx

Habrás escuchado hablar de los probióticos con bastante frecuencia últimamente. Pues ahora las investigaciones sobre nuestra flora bacteriana están en su pleno apogeo.  Los probióticos surgen de la necesidad de restablecer nuestra microbiota intestinal, muy dañada por el consumo de alimentos procesados y el estilo de vida que estamos llevando hoy en día. Así que vamos a ver qué son los probióticos y qué pueden hacer por nosotros.

los probióticos, todo sobre ellos

QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) los define como bacterias (microorganismos) que tienen efectos beneficiosos para la salud. Si te fijas en su nombre, -pro- significa a favor y –bio- significa vida.

En la flora intestinal, es decir, en nuestro tracto digestivo (sobre todo en el colon) conviven con nosotros más de 400 especies de bacterias vivas. Tenemos bacterias beneficiosas y otras que no lo son tanto. Los probióticos son bacterias que, ingeridas, estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas que ya tenemos en nuestro cuerpo.

La industria alimentaria trabaja con varias cepas hoy en día que incluyen en los alimentos o que podemos tomar mediante suplementos alimenticios. Dos de las especies bacterianas que más se utilizan son el Bifidobacterium y el Lactobacillus.

SUS BENEFICIOS SOBRE LA SALUD

Como digo, este es un campo que se está estudiando mucho ahora pues los problemas digestivos son bastante frecuentes y se intenta buscar una solución efectiva para ellos.

Pero aquí te enumero los principales beneficios para la salud de la toma de probióticos que sabemos seguro:

  • Previene las infecciones causadas por otros microorganismos y que pueden producir diarrea.

Una flora intestinal sana actúa de barrera contra las bacterias patógenas (las que causan enfermedades) y ayuda a prevenir infecciones como la del Helicobacter pylori. Además restablecer la microbiota intestinal ayuda a solucionar la gastritis y los síntomas asociados a ella, hinchazón, flatulencia…

  • Ayuda a restablecer la flora tras un proceso inflamatorio intestinal.

¿Cuándo tomas antibióticos te pasa que te empiezan a sentar los alimentos mal, tienes hinchazón y dolor? Los antibióticos destruyen la flora intestinal por lo que tomar probióticos te puede ayudar a recuperar la normalidad.

  • Refuerza el sistema inmunitario del intestino.

Esta es otra de las líneas de investigación de los probióticos. Parece que una terapia con probióticos estimula la producción de ciertos compuestos encargados de proteger la mucosa intestinal. También hay estudios que sugieren que tiene un papel protector frente al cáncer de colon y ayuda a mejorar la función cerebral.

  • Mejora el tránsito intestinal.

Y por eso también puede funcionar para mejorar algunos casos de estreñimiento. Sobre todo cuando una alimentación no saludable no propicia que se desarrolle una flora intestinal sana.

  • Previene las infecciones de vejiga y vagina.

Las infecciones de vejiga y vagina de la mujer a veces pueden causarse por bacterias patógenas del intestino. Y se pueden tratar específicamente con probióticos para prevenir y ayudar a tratar estas infecciones.

  • Ayudan a perder peso

Ya hay estudios que han visto que mantener una flora intestinal sana puede ayudar a modular el metabolismo energético, la resistencia a la insulina e incluso la producción de triglicéridos y colesterol.  Aunque se está todavía estudiando.

probióticos

¿SON SEGUROS?

Por el momento tomar probióticos es totalmente seguro. Pueden tomarlo niños y adultos. De hecho algunos estudios consideran que sus efectos son transitorios, es decir, que no duran permanentemente por lo que podríamos incluso tomarlos todos los días.

¿CÓMO TOMARLOS?

Hay varias formas de tomar probióticos, una de ellas es a través de los alimentos y la otra es a través de suplementación. Pero debes saber que muchísimas formulaciones y formatos en cuanto a suplementos de probióticos.

Una de las cosas en las que te debes fijar cuando compras un suplemento probiótico es que debe cumplir una seria de requisitos. Ten en cuenta de que estamos hablando de microorganismos vivos. Por lo tanto pueden ser sensibles a muchos factores y no todos los suplementos son igual de efectivos.

Aquí tienes una lista de requisitos para considerar un suplemento un buen probiótico:

  • Debe haber como mínimo 1000 millones de bacterias UFC (es la medida que se utiliza para medir las bacterias). Ya que no todas llegan al intestino y debe haber una cierta cantidad para lograr ese efecto estimulante del crecimiento de la flora intestinal beneficiosa.
  • Debes tener cuidado con el calor, no sensibles a él. Normalmente se recomienda conservarlos en el frigorífico.
  • El formato en el que vienen es importante, por ejemplo en los comprimidos suele haber algo menos de eficacia ya que necesitan ejercer mucha presión para formar el comprimido. La mejor presentación es en polvo en un sobre correctamente cerrado que lo proteja de la contaminación.
  • El probiótico perfecto es aquel que también incluye PRE-bióticos, son los compuestos (la mayoría son azúcares) que usan como combustible.
  • No está de más que compruebes que ese suplemente garantiza la supervivencia de las bacterias hasta llegar al intestino.

Parece que el momento del día en que se muestran más eficaces estos suplementos es durante la mañana antes de comer para evitar que el ácido del estómago los dañe.

¿HAY ALIMENTOS PROBIÓTICOS?

Hay alimentos en los que se añaden probióticos, a veces es el resultado natural de la fermentación de algún otro alimento.

Aquí tienes algunos alimentos con probióticos de forma natural:

  • Chucrut o col o repollo fermentada
  • Kéfir: es un alimentoobtenido a partir de la leche gracias a la actuación de un hongo.
  • Té kombucha: es un tipo de té que se consigue con una fermentación de una mezcla de hongo y bacterias llamada SCOBY.
  • Yogur: el yogur se elabora a partir de leche y fermentos lácticos que incluyen cepas probióticas.
  • Tempeh: alimento que también se consigue con la fermentación de un hongo esta vez sobre semillas de soja.
  • Miso: es una pasta aromatizante hecha fermentando habas de soja y otros cereales.

Dieta para la hinchazón abdominal
(abre en una nueva pestañ

Al tratarse de alimentos completos, estos alimentos probióticos puedes incluirlos en tu dieta habitual y te ayudará a mejorar la microbiota intestinal. Pero recuerda que, en caso de querer hacer una terapia probiótica, es aconsejable que busques un buen suplemento probiótico antes que abusar del consumo de estos alimentos.

PARA FINALIZAR

Ahora ya sabes qué es exactamente un probiótico. En general son microorganismos capaces de mejorar nuestra salud en muchos sentidos. Son necesarios especialmente cuando nuestra alimentación o el consumo de fármacos ha maltratado nuestro flora intestinal y nos gustaría restablecerla.

Como siempre, puedes comentarme tus dudas aquí abajo en redes sociales, y si te ha gustado, compártelo.


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años me colegié y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para que consigan sentirse mejor con ellos mismos y con su cuerpo.


Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.