fbpx

¿Qué pasa cuando quieres hacer un revuelto de ajos tiernos pero en casa no tienes ni huevos ni ajos tiernos? Que no puedes hacer el revuelto, ¿verdad? Pues lo mismo (o parecido) puede suceder cuando quieres comer sano o adelgazar pero en tu despensa solo hay alimentos que favorecen justo lo contrario, sería un poco complicado. Por eso, realmente deseas mejorar tu alimentación y/o adelgazar hay que empezar por organizar la despensa.

ORGANIZAR LA DESPENSA PARA COMER SANO

Creo que es esencial hacer este primer paso si decides mejorar tu alimentación. La despensa y la nevera son el lugar donde guardas tus alimentos, de dónde sacas los ingredientes para preparar tus desayunos y tus meriendas, muchas veces es el lugar dónde comes, y dónde cada día pasas algún ratito.

Si en tu despensa solo hay alimentos insanos, comerás de forma insana.

Sería bueno, entonces, que antes de empezar dedicaras un tiempo a organizar la despensa y “limpiarla” de alimentos que te hacen daño, que consumes por aburrimiento, alimentos con cantidades elevadas de azúcar refinados, snacks no saludables, alimentos que al fin y al cabo no te ayudan a comer sano. Y además, pueden resultar demasiado atractivos sobre todo si estás acostumbrado a los sabores hiperpotenciados de los productos procesados.

¿Qué pasa si no vivo solo?

Hay ocasiones en que la familia puede no estar de acuerdo o incluso no apoyar la idea de uno de los miembros de comer sano. Ocasiones en las que en casa se compran productos insanos porque uno de los miembros de la familia los consume y ello hace (a veces) que continuamente te veas obligado a ver y oler esos alimentos.

Si tienes hijos y ellos son los que consumen este tipo de productos, te aconsejo que hagas este cambio cuanto antes, aunque puedes hacerlo de forma progresiva. Será la mejor decisión que tomes por él o ella. En cambio si quien los consume es tu pareja o compañero/a, te tocará lidiar con este cambio a ti solo.

Si no los puedes eliminar de tu cocina, puede ser buena idea que sitúes todos los productos procesados en un mismo armario o lugar de tu despensa para que no estén tan visibles y consigas reducir poco a poco el “apego” o la necesidad de tomarlos cuando los ves. O simplemente, al no verlos continuamente será más fácil para ti llevar este cambio adelante.

QUÉ PRODUCTOS ELIMINAR DE TU DESPENSA

El objetivo es que desaparezcan de tu alimentación todos los productos ultraprocesados, que contienen ingredientes no naturales en exceso, como aditivos y azúcar. Y también aquellos que contiene gran cantidad de grasas saturadas y no resultan adecuados para comer diariamente.

Es importante que diferencies entre procesados malos y procesados buenos. Un alimento procesado es aquel que ha sufrido algún tipo de modificación o alteración sobre el alimento natural para cambiarle el sabor, conservarlo durante más tiempo o hacerlo apto para el consumo humano.

Los alimentos ultraprocesados (malos) son aquellos que se han alterado tanto, y a los que se les ha añadido varios aditivos u otros componentes, que se parecen poco a su alimento original. Y los alimentos no procesados son aquellos que no han sufrido ninguna alteración, química o física.

Alimentos procesados insanos

QUÉ ALIMENTOS INCLUIR EN TU DESPENSA

En tu despensa debe haber alimentos naturales a los no se les ha añadido aditivos que alteren su sabor o su composición.

Alimentos saludables

Alimentos procesados saludables

UNA DESPENSA QUE HACE QUE ENGORDES

Llevar una alimentación repleta de productos procesados conlleva darle a tus órganos un montón de sustancias e ingredientes que le hacen daño y no permite que quemes grasa con facilidad para poder adelgazar.

Además, las consecuencias a largo plazo para tu hígado no son nada buenas, se favorece la retención de líquidos e hinchazón abdominal.

Y algo muy importante es el efecto que tiene a nivel psicológico sobre ti abusar de estos productos. Acostumbrar el paladar y el cerebro al sabor tan potenciado de estos alimentos hace que probar un alimento saludable no nos guste, altera la percepción que tenemos del sabor natural de los alimentos, y en ocasiones crea adicción.

A veces no es cuestión de la cantidad que comemos sino de la calidad de aquello que comemos.

CALIDAD VS CANTIDAD

Muchas personas que ejercen de dietistas sin estar debidamente cualificados tienen como estrategia principal reducir las calorías de la dieta, eliminando alimentos que son imprescindibles en nuestra dieta.

A veces el problema está en corregir el tipo de alimento que estamos comiendo. Eliminar los productos procesados de tu alimentación tendrá consecuencias positivas, en primer lugar sobre tu energía, sobre la hinchazón abdominal y luego sobre tu peso.

restar 100 kcal a tu dieta

PARA FINALIZAR

Acabamos de repasar qué alimentos debes incluir en tu cocina y cuáles no. Tu despensa es un reflejo de tu alimentación. Ahora que ya sabes cómo organizar la despensa ya puedes empezar a mejorar tu alimentación si quieres adelgazar con seguridad. ¡Ponte a ello!

Puedes comentarme tus dudas aquí abajo o las redes sociales.


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años me colegié y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para que consigan sentirse mejor con ellos mismos y con su cuerpo. Les enseño los recursos que necesitan para que adapten su alimentación a su estilo de vida y les permita cumplir con sus objetivos para toda la vida.


Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.