fbpx

Si tienes 50 años o más, te preocupa que tu cuerpo ya no funcione como antes ,percibes que ya no controlas el peso como hacía 10 o 20 años, o tienes ya problemas de peso, te interesa leer lo que he preparado. Así debes comer.

INTRODUCCIÓN

Ya sabrás que las personas envejecemos irremediablemente y  que a lo único que podemos aspirar es a retrasarlo, aunque sea un poquito. Nuestro cuerpo cambia con el paso del tiempo y, si bien es cierto que mientras somos jóvenes podemos preparar nuestro cuerpo para que este envejecimiento no sea tan drástico, al final el momento llega.

Si hablamos solo de metabolismo o de nuestras funciones orgánicas, también sabes que hay una edad, en el caso de la mujer, que marca una grandísima diferencia. Y es el momento de la menopausia. Ese momento en que el cambio hormonal transforma la manera en que metabolizamos la energía de los alimentos, entre otras muchas cosas.

En los hombres este momento también llega. La diferencia es que el cambio no es tan evidente como le ocurre a la mujer. Pero llega.

QUÉ CAMBIOS FÍSICOS Y HORMONALES TIENEN LUGAR

¿Qué son esos cambios de los que hablamos? Son el motivo por el cual tu debes cambiar tu alimentación.

  • La digestión se vuelve lenta. El poder del páncreas y el hígado de digerir los alimentos se ralentiza.
  • Depurar la sangre ya no es tan eficiente. Nuestros riñones no trabajan igual de rápido para drenar nuestro cuerpo.
  • El hígado se resiente. Ya no es tan eficiente par desechar sustancias nocivas como el alcohol o para metabolizar las grasas que ingieres en la dieta.
  • La glándula tiroidea, responsable del equilibrio energético de nuestro cuerpo, comienza a tener problemas para trabajar.
  • Los huesos se debilitan, se vuelven porosos.
  • El sistema muscular no puede trabajar como antes.

PORQUÉ ES NECESARIO CAMBIAR LA ALIMENTACIÓN.

El primer y más simple motivo es porque tu cuerpo cambia. Si tu cuerpo cambia, debes adaptar tu alimentación para seguir manteniendo la salud.

RECUERDA SIEMPRE QUE LA ALIMENTACIÓN ES NECESARIO, NO PARA NUESTRO PLACER, SI NO PARA PODER SEGUIR VIVIENDO CON SALUD Y MANTENER LA CAPACIDAD DE REALIZAR ACTIVIDADES, PENSAR Y DISFRUTAR.

  • Si tu digestión se ralentiza, y no cuidas lo que comes, puede que empieces a tener problemas digestivos. Al no poder tu estómago hacer frente a ellos. Flatulencia, aerofagia, heces en el estómago…
  • Si el hígado y el riñón es menos eficiente a la hora de limpiar nuestro cuerpo, debes ser tú quien reduzca el consumo de sustancias que ellos no puedan tolerar.
  • Si no controlas lo que comes, y tu metabolismo actúa muy lento, provocarás un aumento de peso.
  • Además, debido al cambio hormonal que tiene lugar con la edad, la grasa que acumules tenderá a acumularse en la zona abdominal, tanto en hombres como en mujeres.
  • Acumular demasiada grasa abdominal hará que aparezcan problemas con el azúcar, la tensión y los lípidos en sangre al no permitir que el corazón y los demás órganos trabajen con normalidad.
  • Por si fuera poco, con la edad empieza un proceso de bajada de la masa magra, el músculo ya no esta tan tonificado como antes.

DE LA MISMA MANERA NO SERAS CAPAZ DE HACER FRENTE A LOS PROBLEMAS QUE SURJAN EN EL FUTURO CUANDO TU DESEES HACERLO.

CAMBIOS EN LA ALIMENTACIÓN

CONTROLAR LA ENERGÍA QUE TOMAS.

Esto no quiere decir comes menos, quiere decir ingerir menos calorías a lo largo del día. ¿Cómo lo haces?

  • Las bebidas alcohólicas, zumos y refrescos suponen una ingesta muy importante de calorías e forma de azúcar rápido. Una forma muy sana y muy eficaz de controlar el peso a los 50 es diciendo adiós a estas bebidas. Piensa que ya disfrutaste de ellas cuando tuviste la oportunidad.
  • Reducir el azúcar de mesa, miel, cacao en polvo y otros endulzantes con calorías que utilizas para endulzar los alimentos. Como en el caso anterior son una fuente de energía muy rápida que ahora no necesitas.
  • Sustituye la bollería, galletas, barritas y pasteles por fruta, frutos secos y/o pan integral. Te llenarás antes con menos, y además, ayudarás a tu cuerpo a hacer bien la digestión.
  • En los platos de tus cenas y comidas sería interesante que añadieras mas verduras y un poco menos de farináceos. ¡Ojo! No se eliminan, solo se reducen.
  • Las carnes grasas, embutidos y lácteos enteros también son una fuente Importante de calorías en forma de grasas.

PERDER PESO NO ES LO MISMO QUE PERDER GRASAS

CONTROLA LAS SUSTANCIAS NOCIVAS Y DRENA TU CUERPO.

  • Los alimentos light, procesados, con muchos aditivos, edulcorantes o con alcohol son fuente de toxinas i sustancias que tu cuerpo ya elimina de manera deficiente.
  • Recuerda que tendrás tendencia a retener líquidos. Consumir menos sal es ahora muy importante para ayudar a tus riñones.
  • Beber más agua ayuda a tu cuerpo a drenar y limpiarse.

MANTÉN TU MASA MUSCULAR

  • Agrandar tus porciones de carne y pescado a la vez que intentas moverte un poco todos los días ayudará a frenar la bajada de masa muscular. Pero escoge porciones magras.

CUIDA TU CEREBRO Y TU CORAZÓN

  • Para que tu cerebro siga trabajando lo mejor posible es interesante que potencies ahora los alimentos ricos en potasio, triptófano y omega 3.
  • También es hora de cuidar las arterias por las que circula tu sangre, permitir que la sangre fluya sin problemas evitando la aparición de placas de ateroma. Así te evitas vivir a base de pastillas en un futuro.
  • No abuses de las grasas saturadas, de la carne roja, las carnes grasas, la mantequilla. A cambio empieza a incluir alimentos como el aguacate, los frutos secos, y cambia el tipo de aceite de que tomas si no es aceite de oliva virgen extra.

PARA FINALIZAR

Hacerse mayor implica cambios. Eso no lo podemos evitar. Tú decides como quieres vivir tu etapa de madurez.

Resuelve tus dudas aquí abajo en los comentarios, o en las redes sociales.


¡Hola! Soy Cristina Barroso. Soy dietista-nutricionista. Hace más de 5 años me colegié y desde entonces ayudo a las personas a organizar sus hábitos dietéticos para que consigan sentirse mejor con ellos mismos y con su cuerpo.

Les enseño los recursos que necesitan para que adapten su alimentación a su estilo de vida y les permita cumplir con sus objetivos para toda la vida.


Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.